• “La Osteopatía debe llegar a ser una parte más de la Atención Primaria”

    Entrevista con Nathalie Camirand, DO.

    Nathalie Camirand, responsable de la Clínica Camirand Muzzi de Montreal (Canadá), visitó la Clínica d’Osteopatia de Barcelona, aprovechando su estancia, en la que también ofreció un seminario en la Escola d’Osteopatia de Barcelona. El propósito de su visita, además de colaborar en el tratamiento de algunos pacientes, fue enseñar a los estudiantes de la clínica y compartir conocimiento, como una de las profesionales más reconocidas en su área. Tuvimos la oportunidad de conversar un poco con ella sobre su visión de la Fundación, de la Clínica y de la profesión osteopática en general.


    ¿Qué opinión te merece una entidad como la Fundación?

    Sin duda, personalmente creo que hay que felicitar a la Fundación, porque da ejemplo al resto del mundo de lo que verdaderamente debería ser la Osteopatía. Es una muy buena idea la creación de la Fundación, y que así el ejercicio de la profesión no esté orientado únicamente a ser un negocio.


    ¿Qué te ha parecido la experiencia de visitar el Servicio de Osteopatía Solidaria de la clínica, para niños sin recursos?

    Ha sido muy positiva. Tendría que ser así más frecuentemente. Para ser osteópata, además de colaborar en el tratamiento, hay que intentar compartir el conocimiento.


    ¿Cómo crees que ayuda el hecho de que el Servicio de Osteopatía Solidario trate también a las madres, y no únicamente a los niños?

    Me ha sorprendido, porque al principio yo no sabía que eso formaba parte del servicio solidario, y en cambio considero que es muy importante el tratamiento de las madres también. El niño al que he tratado, por ejemplo, sentía mucho miedo. El trabajo posterior con la madre ha sido fundamental, porque en ella he podido observar exactamente el mismo patrón. Después de un rato de tratamiento, la madre explicó que en el momento de nacer había sentido mucho miedo, por la posibilidad de que le quitaran al niño porque era demasiado joven. Todo ese miedo había pasado al niño, y este era su motivo de ansiedad. Es una buena iniciativa, porque tratar solamente al niño puede resultar incompleto. Los padres no están aislados de lo que le ocurre, sino que están estrechamente enlazados en cuanto a emociones, y es algo necesario.


    ¿Animarías a los jóvenes osteópatas a que tomaran parte en este servicio?

    Lo que se hace en esta clínica puede ser un gran ejemplo para los jóvenes osteópatas, además de que se les ofrece la oportunidad de vivir una importante experiencia personal. Se trata de una necesidad muy real, porque quien realmente quiere ser osteópata debe hacerlo. Le hará sentir bien; pero además él hará sentir bien a otra persona, y el reconocimiento de su trabajo será aún mejor.


    ¿Consideras que el nivel de los osteópatas que hay en Barcelona es bueno?

    Por lo que he visto hasta ahora, los osteópatas de la Escola d’Osteopatia de Barcelona tienen un nivel muy alto. A diferencia de otras escuelas de Europa, donde dominan sobretodo una disciplina concreta, aquí estan muy bien entrenados en la mayoría de las especialidades osteopáticas.


    ¿Cómo ves la situación de la Osteopatía en general, y particularmente en España?

    Nuestro objetivo, además de ser reconocidos como profesión, debe ser que nos consideren como una parte más de la Atención Primaria. No podemos seguir trabajando bajo prescripción. En otros países, ya ha quedado demostrado que los osteópatas trabajan muy bien integrados en los hospitales, atendiendo a niños, a pacientes con cáncer, etc. En España, aún queda un largo camino por recorrer para el reconocimiento de la profesión, pero por ejemplo en Canadá es algo que ya está prácticamente hecho. Es cuestión de tiempo.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply