• “El Servicio de Osteopatía Solidaria de la Fundació mejoró mi calidad de vida y la de mis hijos”

    Angelica Ramírez tiene 35 años, y vive en Barcelona desde hace 10. Hace ya algún tiempo empezó a sufrir intensos dolores de espalda, cosa que le impedía desarrollar su trabajo como auxiliar administrativa de forma normal. Tras varios años probando diferentes tratamientos (infiltraciones, fisioterapia, etc.) no conseguía apreciar una mejora en su estado de Salud, hasta el punto en que el dolor “se hizo insoportable”, según ella misma nos explica.

    Fue entonces cuando se informó sobre las posibilidades de la osteopatía y los beneficios de un posible tratamiento, y así es como llegó al Servicio de Osteopatía Solidaria (SOS) que ofrece la Fundación.

    Según ella misma nos cuenta, “yo no conocía la osteopatía. Me la recomendó un fisioterapeuta que me estaba tratando, cuando vio que mi espalda no mejoraba. Entonces conocí la Clínica d’Osteopatia de Barcelona y su clínica docente, y me decidí a probar”. Tan pronto como llegó, observó que “los estudiantes saben mucho y se apasionan mucho por su trabajo, por eso dan tanta confianza”.
    Tratamiento para la madre y para los dos niños

    En un principio ella asistió con intención de que fueran tratados también sus pequeños, incluso si ello suponía que tenía que prescindir de su propia terapia si era necesario. “Fue entonces cuando, desde la clínica, me comentan que existe el Servicio de Osteopatía Solidaria y que tanto yo como los pequeños podíamos acogernos a ese programa”. El servicio está pensado para las personas que cuentan con escasos recursos económicos, y cubre todas las visitas y el tratamiento completo tanto de los pequeños como el de la madre.

    Sus dos hijos, de 12 y 4 años, también han recibido las atenciones de este programa de la Acción Social de nuestra Fundación. El más pequeño está aquejado por un trastorno del espectro autista. Además, el mayor sufría problemas en un pie, a causa de una lesión que tuvo que ser operada (una rotura de ligamentos).

    Para su espalda, “la osteopatía me ha dado mejor resultado que otros tratamientos que había probado. Desde el inicio del tratamiento, el dolor dejó de impedirme hacer ciertas actividades del día a día, como dormir o cuidar de los pequeños”. Para ella, el tratamiento osteopático ha significado “una mejora muy significativa en la calidad de vida de los tres”. “Hemos cambiado mucho, ahora podemos hacer vida normal”, añade.

    Otro efecto positivo que ha sentido es una importante “mejor anímica”, algo que según ella ha contribuido a permitirle “hacer cosas y seguir adelante”.
    Atención a todas las facetas de cada niño

    Su hijo mayor también ha presentado mejoras destacables gracias al tratamiento osteopático. Según cuenta, “su lesión le impedía mover el pie del todo al caminar”. Angelica destaca que el tratamiento osteopático ha ayudado a su niño a recuperarse de la rotura de ligamiento que padeció, cosa que para él ha significado una mejora vital importante, porque ahora “juega más y se relaciona mejor con sus compañeros”, algo que a su edad considera “muy importante”.

    “Lo he recomendado a mis amistades y compañeras de trabajo. Mis niños han madurado mucho, además”, dice, refiriéndose especialmente a su hijo con autismo, de quien asegura que ha mejorado su sociabilidad. “Él se siente mejor porque participa en su tratamiento, y eso ha resultado ser muy bueno para él”, destaca.

    Esto ha sido posible, en parte, gracias a que los terapeutas también han atendido otras facetas del niño, no sólo sus problemas físicos. Angelica afirma que “recibió un tratamiento más neurológico, y gracias a ello ahora está mucho más receptivo”.

    En la actualidad, se sigue haciendo un seguimiento, de forma totalmente gratuita, al caso de Angelica y de sus hijos, aproximadamente cada seis semanas. Esta familia constituye para nosotros un buen ejemplo de cómo el SOS puede contribuir a mejorar la calidad de vida de los más desfavorecidos. En palabras de Angelica: “para nosotros ha sido muy importante, nos ha facilitado mucho las cosas y nuestro bienestar ha aumentado mucho”.

    Más información en este enlace sobre cómo acogerse al SOS.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply