• Todo listo para un nuevo curso del Servicio Solidario

    Este mes de setiembre empieza un nuevo curso del Servei d’Osteopatia Solidària (SOS) de la Fundació d’Osteopatia de Barcelona (FOB) con la intención de mejorar las cifras del año pasado y seguir acercando la osteopatía a todas aquellas personas que lo necesiten.

    Hace poco más de un mes cerrábamos el curso 2016-17 del Servei de Pediatria Solidària (SPS) con unas cifras muy positivas. Durante el pasado curso el SPS atendió a 58 pacientes con 20 nuevas primeras visitas alcanzando un total de 160 pacientes. 

    Para entender este incremento, es fundamental tener en cuenta el traslado del servicio a la Sede de la Fundació Albert (en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona) en febrero de este mismo año. Esta nueva ubicación ha facilitado disponer de más salas e incrementar la periodicidad de las visitas.

    Además, como ya os avanzamos hace unos meses, este curso 2017-18 contaremos con la incorporación de 6 osteópatas voluntarios nuevos, formando un equipo de 15 profesionales en el SPS.

    Por otro lado, durante este mes de setiembre también trasladaremos el Servei d’Adults Solidari (SAS) de la Clínica d’Osteopatía de Barcelona (COB) a los espacios cedidos por la Fundació Albert.

    Tener la posibilidad de realizar los tratamientos solidarios en estas instalaciones nos dará más visibilidad y presencia en el distrito de Ciutat Vella y de esta forma centralizamos todos los Servicios de Osteopatía Solidaria en la misma sede. A su vez, tendremos la oportunidad de crear sinergias y lazos con las entidades que trabajan en el mismo espacio y con las que queremos establecer una mayor coordinación para llegar a cada vez más pacientes.

    El cambio de sede, juntamente con la incorporación de 2 nuevos osteópatas al equipo, nos permitirá aumentar nuestra capacidad de visitas y de frecuencia que este año ya ha alcanzado los 60 pacientes.

    Nuevos retos:

    El principal reto que nos hemos marcado para el curso que está a punto de empezar es seguir aumentando la asistencia solidaria a más niños y familias. Para llevarlo a cabo, necesitaremos de la incorporación de nuevos osteópatas voluntarios que, a su vez, nos permitan ampliar nuestras franjas horarias.

    Además, nuestra intención es la de crear espacios para que nuestros osteópatas solidarios también puedan formarse en estrecha colaboración con especialistas y profesionales de otras disciplinas.

    Estamos convencidos que con todos estos cambios, las nuevas incorporaciones y la energía renovada después de un mes de vacaciones nos permitirán asumir estos nuevos retos.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply